Documentos para Hacer testamento en Madrid. Cómo testar de forma segura.

Documentos para Hacer Testamento Madrid

 

Una pregunta muy habitual que se le suele plantear a un abogado es ¿qué se necesita para hacer un testamento? Se trata de una cuestión de carácter fundamental, ya que hacerlo bien evitará los gastos adicionales que conlleva impugnar el testamento por los herederos o por una tercera persona. En este artículo explicaré, como abogado especialista en herencias, los pasos a seguir mediante un caso concreto en el que detallaré cuáles son los documentos para hacer testamento en Madrid.

Las distintas clases de testamentos

Atendiendo a las modalidades permitidas por la ley, se exigirán unos u otros requisitos. Así, en el caso del Derecho Común contenido en el Código Civil se observa una gran flexibilidad en cuanto a los mismos. De esta manera, salvo en los casos de testamentos especiales (militar, marítimo, en caso de epidemia, etc…), que se utilizan de manera extraordinaria, se distingue entre los testamentos abiertos, cerrados y ológrafos. A continuación le mostraré en qué consiste cada uno de ellos.

En primer lugar, el menos formalista de todos es el ológrafo, ya que sólo exigirá que una persona mayor de edad -18 años- plasme sus últimas voluntades en una superficie (generalmente será papel, aunque la ley no pone ningún límite al respecto). Sin embargo, a pesar de su simplicidad aparente, no resulta recomendable, habida cuenta de que posteriormente habrá que adverarlo y protocolizarlo ante el Juez y el Notario, lo cual conllevará más gastos y tiempo.

Mayores ventajas ofrecen los testamentos abierto y cerrado. El primero es el más común de todos, ya que supone que una persona exprese sus últimas voluntades ante Notario, el cual, a su vez, se asegurará de que esa persona cumple con todos los requisitos de capacidad. Dichas voluntades se manifestarán de viva voz, siendo el Notario quien se encargará de plasmarlo en una escritura pública. Por supuesto, en este caso se contará con el asesoramiento del Notario, pero obviamente primero habrá que consultar con un abogado.

Respecto al testamento cerrado, en este caso la labor del abogado será aún más fundamental. Eso se debe a que el testador acudirá con un sobre cerrado, manifestando ante el Notario que dentro está su testamento. De este modo, su voluntad no será conocida por nadie, ni siquiera por el Notario, hasta el momento de su muerte, debiendo sólo expresar en la Notaría si se encuentra escrito por medios mecánicos o de propia mano.

 

Esta clase de testamento aúna, por lo tanto, la flexibilidad del ológrafo con las garantías del abierto, en cuanto a su concesión ante un fedatario público. Por supuesto, en este caso será el abogado de confianza el que se encargue de redactar dicho testamento en los términos de la voluntad del causante. Por lo tanto, es recomendable para aquellos supuestos complicados que no contengan cláusulas estándar.

Documentación exigible en cada caso

A pesar de que Comunidad de Madrid cuenta con Derecho sucesorio propio, éste no presenta muchas diferencias con respecto al Código Civil español, pues se contemplan también los testamentos ante Notario y el ológrafo, no admitiéndose los otorgados ante testigos exclusivamente.

Respecto a la documentación necesaria, el que mayor papeleo y formalidades necesitará será el más antiformalista, esto es, el ológrafo. De esta forma, a la hora de su otorgamiento sólo se exigirá que lo redacte un mayor de edad o un menor emancipado, con expresión del lugar y fecha y sin tachaduras. En el caso de haberlas, deberán salvarse expresamente con la firma.

A continuación, una vez fallecido el testador habrá un plazo de cuatro años para adverarlo ante un juez, y otro plazo de seis meses para protocolizarlo ante Notario, como si se estuviera otorgando un testamento abierto o cerrado. El procedimiento se iniciará por aquel que tenga en su poder el testamento, siguiéndose a continuación un proceso en el que tendrán que verificarse la letra y la firma del causante por medio de tres testigos. También habrán de citarse a los ascendientes, descendientes y cónyuge viudo -si los hubiere-.

Tras obtener un auto del Juez de Primera Instancia que otorgue veracidad al testamento, habrá que convertirlo en documento público, llevando la resolución judicial y el testamento ante el Notario que se elija. En consecuencia, el testamento ológrafo no resulta una alternativa ni mucho menos recomendable, vista su complejidad en última instancia. Una vez cumplidos los pasos anteriores sólo cabrá ya, una vez que se abra la sucesión, la aceptación de la herencia o que ésta se renuncie.

Respecto a la documentación y los pasos que hay que dar en los testamentos abiertos y cerrados, en principio sólo hace falta que una persona acuda ante Notario con su DNI. Sin embargo, dependiendo de la complejidad de lo que quiera hacerse, o de lo cerrado que quiera dejarse, es recomendable acudir con escrituras de los bienes inmuebles que posea. También es posible que se pida hacer una relación de las transmisiones a los herederos en vida para determinar si queda afectada la legítima, por ejemplo.

Un caso práctico: la herencia de Doña Amalia F. G.

Para terminar con los requisitos y los documentos para hacer testamento en Madrid, pondré el ejemplo de una clienta que acudió a mi despacho buscando asesoría para su sucesión. Como es lo más usual, le recomendé que hiciera testamento abierto, pero con un borrador elaborado desde el despacho, que sería el que utilizaría el Notario para la escritura.

Testamento Abierto - Documentos para hacer Testamento Madrid

La mayor complejidad que ofrecía este caso es que la clienta, además de disponer de un patrimonio bastante importante valorado en 2.354.000€, sufría Alzheimer, circunstancia conocida por sus descendientes. Siendo todavía el estado de la enfermedad muy inicial, tenía capacidad suficiente para otorgar testamento, aunque era conveniente, sobre todo teniendo en cuenta la situación familiar, tomar una serie de precauciones adicionales.

En el Derecho Catalán los descendientes tienen derecho a una legítima de ¼ parte del caudal hereditario, en este caso 588.500€. El testamento sólo exige que se designen herederos, teniendo éstos la obligación de pagar esta cuota a los legitimarios con bienes de la herencia o propios. Amelia F. G. pretendía designar como heredera a una sola de sus hijas, cosa que iba a traer problemas, vista su discutible capacidad mental.

Así, en Comunidad de Madrid se prevé para este supuesto la posible intervención de tres testigos, y también la de un facultativo, que certifiquen que el testador comprende lo que está haciendo y que, pese a todo, tiene capacidad intelectiva suficiente. El gasto de otorgarlo de esta forma subiría un poco más, de los 36 a los 60€, lo que cuesta según las tasas oficiales de los Notarios, pero en todo caso no llegaría a superar los 600€.

(Admito clientes además de otras poblaciones de la provincia. Somos por tanto abogados en Parla, abogados en San Sebastián de los Reyes, Parla y resto de provincia.).

Testamento ológrafo en Madrid. Particularidades

Cuando se trata de entregar nuestro patrimonio, en vistas de un futuro fallecimiento, existen muchas dudas sobre lo que se puede y no se puede hacer. Unas afectan a lo que se puede dejar a unos y a otros; y otras afectan a la forma en que esto puede realizarse. Tanto si se le ha pasado por la cabeza efectuar un testamento ológrafo en Madrid, como si se lo han recomendado o no sabe de qué se trata, conocer sus particularidades puede ahorrarle muchos problemas.

A quién dejar nuestros bienes

Todos, alguna vez, hemos pensado a quién le dejaríamos nuestras pertenencias, y nuestro pensamiento está muy condicionado por el momento en que lo hacemos. Podemos ser más idealistas, más ingenuos o más realistas. Pero a final de cuentas, la realidad, en este caso la ley, siempre se impone. La legislación actual española establece claramente qué se puede dejara quién y, lo más importante, cómo debe efectuarse este reparto.

Por lo tanto, sus deseos han de sujetarse a la ley. Esto no le priva de la libertad de disponer de lo suyo, sino que lo regulariza, ordenando, por así decirlo, su decisión. El fin último que persigue la ley con estos protocolos es, únicamente, prevenir situaciones de manifiesta injusticia, tanto por la parte de lo transmitido en herencia como por la parte de la forma de transmitirlo. Hay que tener en cuenta que un error en la forma de transmisión podría echar por tierra nuestros últimos deseos, como es el caso de un testamento que se declara nulo.

Para que esto no ocurra, es decir, para que nuestra voluntad se respete y coincida plenamente con lo que deseamos, nada mejor que un buen conocimiento de las leyes. Las leyes son claras al respecto, aunque si no tiene suficientes conocimientos sobre Derecho, en lugar de aclararse se liará todavía más. La mejor forma para evitar esto, para ahorrar tiempo, dinero y malentendidos es acudir a un profesional con años de experiencia en estos asuntos: un abogado de herencias.

Testamento ológrafo en Madrid

Testamento ológrafo en Madrid

Definición de testamento ológrafo

Además de la conveniencia de realizar testamento, para que no quepa ninguna duda de lo que queremos hacer con nuestro patrimonio, hay que considerar la forma de hacerlo. Disponemos de varias formas de efectuarlo, pensadas para abarcar todos los supuestos en que nos podríamos encontrar a la hora de decidir nuestra última voluntad. Los testamentos especiales son el marítimo, el que se realiza en un país extranjero y el militar; los comunes son el ológrafo, el abierto y el cerrado.

 

Por definición, el testamento ológrafo es el redactado a mano por el causante de la herencia en algún momento de su vida. Sin embargo, para poder legalizarlo, los requisitos del testamento ológrafo han de cumplirse. De lo contrario, será declarado nulo por el juez y el reparto de la herencia se efectuará como si no hubiese testamento. Estos requisitos incluyen que el testamento esté fechado y firmado, que se escriba en tinta indeleble y que no presente borrones o tachaduras, o bien que estas sean aceptadas y clarificadas suficientemente por quien lo redactó.

Es un acto individual. Puede ser secreto y desconocido para el resto de la familia, aunque también puede guardarse en un lugar anunciado, o entregarse a una persona de confianza.Tras el fallecimiento, será necesaria la protocolización del testamento ológrafo, para que sea válido, por lo que habrá de ser presentado al juez por cualquiera de los interesados.El plazo para hacerloes de diez días, a contar desde el fallecimiento del otorgante, si se conociera la existencia del testamento y su ubicación; en caso contrario, el plazo es de cinco años, pasados los cuales no tendrá efecto.

Testamento ológrafo en Madrid

Descubrimiento inesperado

La mejor forma de ilustrar las particularidades de los testamentos ológrafos es a través de ejemplos. Veamos un caso de testamento ológrafo en nuestra ciudad del que me hice cargo en enero de 2011. Pilar C.M. acudió preocupada por la herencia de su madre viuda. La madre, Francisca M.F., había fallecido años atrás dejando los siguientes bienes:

  • Una vivienda situada en el barrio de Sants valorada en 215.900 €
  • Una vivienda situada en Cornellá valorada en 315.200 €
  • Un terreno situado en el término de Figueres valorado en 502.100 €
  • Un apartamento situado en Salou valorado en 263.500 €

Francisca no había otorgado testamento alguno en el momento de fallecer, y así constaba en el certificado emitido por el Registro de Actos de Última Voluntad, de manera que la herencia se repartió a partes iguales entre Pilar y su hermano, Alfonso C.M. De un total de 1.296.700 €, cada hermano recibió 648.350 €.

Sin embargo, al efectuar tareas de limpieza en la antigua vivienda de la fallecida, encontraron un manuscrito en el que esta dejaba la tercera parte de su herencia a Elisa G.A., una mujer de origen ecuatoriano que fue quien la cuidó durante sus últimos años. Se dio la circunstancia de que la persona que encontró el testamento mientras limpiaba fue la misma Elisa. El problema para Pilar y Alfonso era que ya habían dispuesto de algunos bienes de la herencia, y presuponían que un nuevo reparto podría resultarles muy costoso.

El escrito parecía cumplir con todos los requisitos formales, y con toda probabilidad el juez hubiese declarado la validez del testamento ológrafo. Sin embargo, en el momento de presentarse habían transcurrido más de seis años desde la muerte de Francisca, con lo cual no podía ya tener valor alguno. A efectos legales, nada tenía por qué modificarse, ya que se presentó el testamento fuera de plazo.

Al igual que en el caso del testamento ológrafo en Madrid que acabo de mostrar, es muy posible que el suyo corra una suerte parecida.

Evitar errores

Imagine, por ejemplo, que el manuscrito donde expresó su última voluntad es encontrado por algún familiar que no sale muy bien parado en el reparto. Las posibilidades de que lo destruya sin que nadie se entere son elevadas. Igualmente, la persona con la que contó para depositarlo podría traicionar su confianza, ya que después del fallecimiento todo se ve desde una perspectiva distinta.

Por suerte, todo esto se puede evitar. Atienda su caso con tiempo, asesórese bien por un abogado experto en herencias y testamentos, infórmese de sus posibilidades y escoja la mejor para que sus últimos deseos queden plasmados por escrito, con toda nitidez y sin dejar al azar ningún detalle. No sólo es una forma de quedarse tranquilo, sino también de asegurarse de favorecer a aquellos a quienes quiere favorecer, es decir, sus herederos. Perjudicarles por un defecto de forma constituye un desgraciado accidente que, como acabo de demostrar, es fácil de impedir.

(Dando servicio a poblaciones como San Sebastián de los Reyes, Pozuelo de Alarcón, Las Rozas, Torrejón de Ardoz, etc.).

Aspectos legales de la regulación del testamento vital en Madrid

Testamento vital en Madrid

Concepto de testamento vital

Se entiende por testamento vital el documento escrito por el que una persona mayor de edad y con plena capacidad de obrar manifiesta preventivamente su voluntad sobre los cuidados médicos que desea o no desea recibir en caso de padecer  una enfermedad irreversible o terminal que no le permita expresarse. También puede manifestar su voluntad sobre el destino de su cuerpo.Es decir, se trata de instrucciones dadas a aplicar al final de la vida del otorgante. La regulación del testamento vital en Madrid data del año 2000, adelantándose a la ley estatal de 2002.

El testamento vital también se conoce como documento de voluntades anticipadas o como instrucciones previas estas últimas denominaciones son más adecuadas a su naturaleza, puesto que no es propiamente un testamento, sino que su función es preservar el derecho a la libertad del paciente en fase terminal.

Este documento debe ser consultado por médicos y familiares si el otorgante es incapaz de expresar su voluntad. Suele nombrarse un representante, que conoce los deseos del firmante, para que sirva de interlocutor con el equipo sanitario.

El documento debe incorporarse al historial clínico del paciente. Puede darse copia del documento a cuantas personas se estime conveniente, siendo común que se entregue una el médico de cabecera. En otro caso, conviene dejar indicado dónde localizar el documento en caso de accidente o enfermedad súbita que impidiera expresarse al otorgante. En cualquier caso, el otorgante es responsable de que el documento llegue al representante, a los familiares o allegados, al médico y al personal médico que lo trate.

El documento puede ser modificado, renovado, ampliado y revocar en cualquier momento y prevalecerá siempre el documento posterior. Es decir, la última decisión del otorgante es la que se tiene en cuenta.

Forma de redactar el testamento vital

Este documento puede firmarse ante un notario o ante 3 testigos mayores de edad y con plena capacidad de obrar. En este último caso 2 de los testigos no pueden ser familiares en segundo grado ni tener vinculación patrimonial con el otorgante.  Los modelos oficiales que existen en las comunidades autónomas generalmente se firman ante un funcionario público.

Si se otorga ante Notario, basta rellenar el documento notarial y si la persona lo solicita, se incorpora de forma automática al Registro Central de Voluntades Anticipadas del Departamento de Salud de la Generalitat de Comunidad de Madrid.

Incluso puede hacerse oralmente ante testigos.

En mi experiencia en este tipo de testamentos he comprobado que es más frecuente realizarlo ante tres testigos, siendo aconsejable en este caso consultar a un profesional del derecho para evitar posibles errores que den lugar a la invalidez del documento.

Un ejemplo de lo anterior es el caso de Mara R.T. En este caso, la madre de Matilde había firmado un testamento vital en Comunidad de Madrid en el que se había reflejado su decisión de que se le aplicase la eutanasia activa, que no se encuentra admitida en nuestro ordenamiento jurídico. Además, aunque lo otorgó ante 3 testigos mayores de edad y con plena capacidad de obrar, únicamente ella firmó el testamento vital, por lo que no fue posible hacerlo valer ante los médicos. En este caso, cuando la enfermedad de la madre de Matilde fue terminal, fueron sus hijos quienes tuvieron que decidir que tratamientos y en que condiciones habrían de ser aplicados a su madre.

El coste del testamento vital es de 0 € o de unos 50 € si se prefiere hacer ante Notario.

Testamento vital en MadridInscripción del testamento vital en Madrid

Para facilitar el acceso a los médicos el testamento vital se puede inscribir en el Registro de voluntades anticipadas del Departamento de Salud de la Generalitat de Comunidad de Madrid. La inscripción no es preceptiva, pero en caso de estar registrado, puede ser visualizado por el médico que atienda al firmante en todo el territorio español.

Para la inscripción basta rellenar la solicitud de inscripción y adjuntar las fotocopias compulsadas de los DNI del otorgante y de los testigos. El testamento vital debe estar firmado por el otorgante, por los testigos y, en su caso, por el representante. No hay que abonar tasa alguna.

En Comunidad de Madrid se regula en la Ley 21/2000, de 29 de diciembre, sobre los derechos de información concerniente a la salud y la autonomía del paciente, y a la documentación clínica, al objeto de avanzar en el papel de los ciudadanos en las decisiones sobre su salud.

En general  se aconseja la inscripción para la máxima difusión del documento, pero el documento no inscrito es plenamente válido si cumple con los requisitos establecidos en la Ley 21/2000.

Modificación del testamento vital

La modificación del testamento vital debe realizarse ante notario o ante tres testigos.En caso de cambio, deben retirarse las copias que se hubiesen entregado con anterioridady aportar las nuevas.

Contenido del testamento vital

Este tipo de documento ya ha sido realizado por más de 48.000 catalanes, no necesariamente de edad avanzada. Dicha cifra constituye más deun 30 % del total de los testamentos vitales otorgados en toda España.

El contenido del testamento vital puede ser diverso pero en líneas generales se refiere a los puntos que menciono al principio de este artículo:

  • Empleo o no de ciertos procedimientos orientados a la prolongación de la vida.
  • Adopción o no de medidas para aliviar el sufrimiento o que, acorten el proceso de muerte y cuidados paliativos.

Debe tenerse en cuenta que hacer un testamento vital facilita en muchos casos la toma de decisiones muy complicadas por parte de familiares y médicos.

Existen muy numerosos modelos de testamento vital.

De acuerdo con el artículo 8 de la ley 21/2000, no se pueden tener en cuenta voluntades anticipadas que incorporen previsiones contrarias al ordenamiento jurídico o a la buena práctica clínica (lexartis). En este punto puede ser especialmente útil la consulta a un abogado especializado en herencias, quien le podrá orientar sobre qué prácticas son acordes al ordenamiento jurídico, le podrá asistir en la redacción del testamento vital y en su otorgamiento, ya opte por realizarlo ante Notario o ante tres testigos mayores de edad que tengan plena capacidad de obrar. Todo ello, al objeto de su testamento vital en Madrid se acerque lo más posible a las ideas del cliente en materia de la posibilidad de decidir sobre la muerte y sobre su concepción de vida o muerte dignas.

(Admitimos casos de Parla, Parla, Alcalá de Henares, etc.)

.

Qué hay que saber cuando se procede a impugnar un testamento en Madrid

Cuando un cliente acude a mi despacho para informarse sobre cómo redactar un testamento, siempre le destaco la importancia de cumplir con todos los requisitos exigidos legalmente y también que se encuentre capacitado legalmente para otorgarlo. Si falta algún requisito, se debería proceder a impugnar el testamento a través de la acción de nulidad.

Impugnar un testamento en Madrid

La acción de nulidad y sus consecuencias

Una vez el testador fallece y se abre la sucesión, los herederos, legatarios y, en definitiva, cualquier persona que se beneficie de la nulidad del testamento, tiene derecho a impugnar el testamento. Hay que tener en cuenta que la acción de nulidad puede ser ejercitada en un plazo de cuatro años.

Dicho plazo para impugnar el testamento comienza a contar desde que la persona con derecho a ejercitar la acción de nulidad ha conocido la causa de nulidad. Una vez el plazo transcurre, se produce la caducidad de la acción y, por tanto, no se puede impugnar el testamento en España.

La consecuencia de la declaración de nulidad de un testamento es que dicho testamento se considera nulo y, por tanto, se valida el testamento anterior si el testador hubiera otorgado un testamento o bien se abre la sucesión intestada si el testador no hubiera otorgado con anterioridad un testamento.

Cuando la ambición da lugar a problemas

Como abogado experto en derecho sucesorio y con una amplia experiencia en impugnar testamento en Madrid, he tenido que tratar muchos casos en los que el testador no se encuentra suficientemente capacitado para otorgar el testamento y la ambición de algún posible heredero da lugar al nombramiento de éste por parte del testador  como heredero universal sin que el testador tenga conocimiento del nombramiento referido.

Estos casos parecen casos que podían ser el guión de una película, dado que podrían parecer muy típicos pero, lamentablemente, se producen muchos más de lo que nos gustaría. Por ello, si el cliente se encuentra en Madrid, es muy importante acudir a un abogado especializado que tendrá la experiencia suficiente para detectar y acreditar la falta de capacidad del testador en el momento del otorgamiento del testamento.

El Sr. Enrique G.T. y la duda sobre su capacidad legal

Hace dos meses, la Sra. Catalina N.C. acudió a mi despacho especializado en sucesiones para consultarme su caso y me contó que el Sr. Enrique G.T., su marido, falleció el 14 de diciembre de 2013, después de tener una larga enfermedad que le impedía ser consciente de lo que sucedía a su alrededor. El caso es que el Sr. Enrique G.T. había realizado su testamento dos días antes, nombrando como heredero universal a su sobrino, el Sr. Pedro.

El Sr. Enrique había dejado en herencia al Sr. Pedro la cantidad de 475.000 € mientras que a la Sra. Catalina le había dejado como legado el 50% del piso del que ambos, la Sra. Catalina y el Sr. Pedro, eran propietarios. El valor del 50% del piso  ascendía a 148.000 €. La Sra. Catalina sospechaba que el Sr. Pedro, el sobrino de su marido, le había obligado a firmar un testamento sin que éste se diera cuenta de lo que estaba firmando.

En tanto que el dato de la enfermedad era importante, le pregunté a la Sra. Catalina qué enfermedad tenía su marido. Era Alzheimer en estado avanzado y, por ello, la Sra. Catalina dudaba de que, en el momento de firmar el testamento el día 12 de diciembre de 2013, su marido tuviera la capacidad legal necesaria para otorgarlo.

Después de realizar gestiones y contactar con los médicos que atendían al Sr. Enrique en los días previos a su muerte, se pudo determinar y acreditar que el Sr. Enrique no podía ser capaz de discernir que estaba firmando en ese momento puesto que llevaba 4 meses y medio sin estar lúcido. Por ello, se podía proceder a impugnar el testamento por el Alzheimer del Sr. Enrique. 

Solución para la Sra. Catalina N.C.

Cuando se tuvieron pruebas de que el Sr. Enrique no cumplía con uno de los requisitos para otorgar un testamento (carecía de capacidad), le expliqué en detalle a la Sra. Catalina que tenía la posibilidad de impugnar el testamento y que la consecuencia inmediata de la declaración de nulidad del testamento sería la sucesión intestada o bien dotar de validez a un testamento anterior. La Sra. Catalina decidió seguir adelante con el procedimiento y anuló el testamento referido.

El Sr. Enrique había redactado un testamento abierto ante Notario, donde nombraba a la Sra. Catalina como heredera universal de los 475.000 y del 50% del valor del piso de 148.000 €. Por tanto, la Sra. Catalina recibió por la herencia de su marido 623.000 €.

La Sra. Catalina N.C. quedó muy satisfecha por el servicio profesional prestado por mi y es una muestra clara de la importancia de contar con un buen asesoramiento por un abogado experto en impugnaciones de testamento. Muchas veces puede parecer muy complicado acreditar el error, el engaño o la falta de capacidad del testador para anular un testamento.

Un abogado especializado en impugnar un testamento en Madrid tiene la experiencia necesaria para dirigir con éxito la tramitación letrada de esta clase de procedimientos,

Asesoramos correctamente a la parte perjudicada por la validez de ese testamento carente de los requisitos legales, como en el caso de la Sra. Catalina N.C.

(Tenemos clientes de Coslada, Parla, Móstoles, etc.)

.

Si quiere dejar atados todos los cabos: Testamento abierto en Madrid

En muchas ocasiones no es necesario llegar a tener un problema jurídico complicado para acudir a un abogado especializado en la materia ya que, normalmente, la mejor forma de evitar los problemas es acudir a un especialista que nos asesore sobre cómo actuar antes de que se produzcan los problemas. De ahí que, en el campo de las herencias, sea fundamental empezar con buen pie redactando correctamente el testamento, por cuanto que, como siempre digo a mis clientes.

La correcta redacción de un testamento abierto en Madrid puede evitar muchos problemas.

Tipos de testamento:

En el Derecho español existen tres tipos de testamento: ológrafo, abierto y cerrado. Junto a éstos existen una serie de testamentos para supuestos especiales que, al ser muy poco comunes, ni siquiera vamos a comentar.

El testamento ológrafo se escribe de puño y letra por el testador, tratándose de un documento puramente privado, el cual, solamente una vez ha fallecido el testador, se procede a su adveración con intervención de la autoridad judicial y protocolización con intervención de la autoridad notarial. Pese a que puede parecer el más ventajoso de los testamentos por tener pocos requisitos a la hora de su formalización, los gastos y trámites en las fases posteriores así como la inseguridad que genera lo hacen el menos aconsejable.

En cuanto al testamento abierto y cerrado, coinciden en que en ambos casos interviene la autoridad notarial desde el primer momento, pero difieren en su forma y requisitos. Así en el cerrado lo que se entrega al notario es un sobre cerrado con el testamento dentro, levantando acta el notario de que lo que se le ha entregado es  precisamente un sobre cerrado que el testador manifiesta que contiene dentro el testamento. Al igual que el ológrafo requiere gastos y gestiones más complejas en el momento del fallecimiento, pudiendo requerir, al igual que el ológrafo, la intervención del Juzgado de Primera Instancia.

Por su parte, en cuanto al testamento abierto previsto en el Código Civil es la forma más usada por la cual el testador manifiesta su última voluntad al notario que redacta el testamento quedando éste protocolizado en sus archivos. Como digo el testamento abierto es el más usado por ser el más práctico y el que menos problemas y gastos genera.

Testamento Abierto - Documentos para hacer Testamento Madrid

Testamento abierto en Madrid. 

Caso práctico

Hace unos meses acudió a mi despacho D. Manuel M.N., de profesión empleado de banca, porque quería asesorarse sobre como redactar testamento. Aunque ya había estado hablando con el personal de la notaría, buscaba un asesoramiento más personalizado y por ello acudió a mí. Buscaba información sobre los requisitos del testamento abierto y me pidió un modelo de testamento abierto en España.

Lo primero que le indiqué es que no existen modelos que sean aplicables satisfactoriamente a la variedad de casos y circunstancias que se presentan en la práctica; es decir, las circunstancias de cada caso concreto exigen una forma u otra de redactar el testamento, por ello es tan importante acudir al asesoramiento de un abogado especializado en herencias.

En este caso D. Manuel M.N tenía dos hijos, D. José y D. Ángel, y disponía de  un patrimonio que fundamentalmente estaba integrado por dos inmuebles: uno en Madrid valorado en 325.044 €, sin carga hipotecaria, y otro en Madrid valorado en 427.689 €, con una carga hipotecaria de 125.789 €.

Evitar problemas posteriores en la partición de la herencia

Manuel quería dejar la mitad de la herencia a cada hijo pero no sabía cómo hacerlo para que luego no hubiera problemas con la partición de la herencia. Yo le indiqué que, para evitar que los hijos tuvieran que ponerse de acuerdo para hacer ellos la partición (que era lo que D. Manuel no quería porque temía que no se pusieran de acuerdo) él podría nombrar en el testamento un contador partidor que se encargara de llevar a cabo la partición. Junto a ello existía la posibilidad de que la partición la realizara el propio D. Manuel en su testamento adjudicando cada uno de sus bienes a cada uno de los herederos según su voluntad.

Ésta última opción le pareció a D. Manuel la más interesante, de manera que optó por un testamento abierto en el que dejó el inmueble de Madrid a su hijo José, y el de Madrid, con su carga hipotecaria, a su hijo Ángel. Los valores de ambos inmuebles diferían en algunos miles de euros pero no había problemas porque mi cliente, respetando los límites de la legítima estricta, tenía margen para dejar más bienes a uno que a otro de sus hijos, y en este caso, aunque su intención era igualarlos, estaba dispuesto a admitir una pequeña diferencia entre ambos a cambio de conseguir resolver el problema de la partición.

Preparamos un testamento claro y conciso, que no dejaba lugar a dudas para interpretar la voluntad del testador. Además, estando éste claramente en pleno uso de razón en el momento de redactarlo, no cabía ninguna posibilidad de  impugnar el testamento abierto cuando éste produjera sus efectos después de fallecido el testador.

Manuel quedó muy satisfecho con el testamento abierto que le preparamos, en cuanto tuvo la tranquilidad de que después de fallecer el destino de sus bienes se determinaría conforme a su voluntad, evitando los posibles enfrentamientos entre sus hijos por la partición de sus bienes, que era lo que a él más le preocupaba.

(Cuento también con clientes de:Móstoles, Alcorcón, Cornellá, etc.).