Heredero universal en Madrid. Su convivencia con el usufructo universal

La institución de heredero universal se da en aquellos supuestos en los que una única persona es quien hereda todos los bienes del causante, no obstante esto solo asegura la propiedad de los bienes, ya que en caso de que se haya constituido un usufructo, la posesión de los mismos la ostentará el usufructuario. No obstante existen algunos preceptos en el Código Civil de Comunidad de Madrid que nos permiten obtener la posesión de dichos bienes.

Si usted ha sido instituido heredero universal en Madrid no dude en ponerse en contacto con mi Despacho donde le asesoraremos correctamente.

En el territorio de Comunidad de Madrid los requisitos para ser heredero universal son:

  • Heredar de forma intestada cuando por ejemplo exista un único descendiente, o en ausencia de ésta un único progenitor,
  • Heredar de forma testada, nombrando en el testamento el llamado a heredar, siempre y cuando no existan terceras personas con derecho a la legítima, que no hayan sido desheredados y que éstos no tengan a su vez descendientes.

Por su parte, la aceptación del heredero universal del caudal hereditario pura y simplemente supondrá la adquisición de la propiedad de todos los bienes del causante, así como las deudas del mismo, por lo que el patrimonio del sucesor puede peligrar,  mientras que si acepta a título de beneficio de inventario, el heredero solo adquirirá la propiedad una vez satisfechas las deudas con los acreedores del causante, no asumiendo riesgos en supatrimonio. Esta adquisición de la propiedad de los bienes no significa que se adquiera su posesión, ya que por ejemplo, en caso de que el causante al tiempo de fallecer tuviera un cónyuge vivo, éste podrá tener derecho al usufructo universal de los bienes del fallecido.

Esta situación de adquirir la propiedad pero no la posesión de la misma puede causar situaciones indeseadas (como por ejemplo tener en propiedad una vivienda pero no poder hacer uso de la misma, lo que obligaría al heredero a tener que adquirir o una segunda vivienda para satisfacer sus necesidades de habitación). Por esta razón el Código Civil catalán permite salvar esta situación, ofreciendo la opción al cónyuge vivo de renunciar al usufructo universal de los bienes del causante, y adquirir el derecho a obtener una cuarta parte alícuota de la herencia, más el usufructo de la vivienda conyugal, por lo que en este momento ya no existiría un heredero único.

Heredero universal en Madrid

A continuación voy a citar un ejemplo en el que una clienta de mi Despacho que prefirió renunciar al usufructo vitalicio y universal de los bienes de su difunto esposo, adquiriendo la cuarta parte alícuota de los bienes del mismo, lo que le permitía disponer de dinero efectivo para cubrir sus necesidades, y evitar posibles conflictos con su hijo instituido como heredero universal, con quien había empeorado su relación notablemente tras el fallecimiento de su marido.

Francesc G.J. un pequeño empresario de Madrid falleció a la edad de 78 años, constituyendo como sucesor universal de todos sus bienes a su único hijo, D. Francesc G.T. e instituyendo a su esposa Dña. Alicia T.C. como usufructuaria universal, con quien estaba casado en régimen de separación de bienes.

Los bienes que formaban la herencia eran los siguientes:

Bienes Valor
Vivienda familiar 270.000 €
Apartamento Salou 150.000€
Negocio Taller Vehículos 400.000 €
Cuenta Bancaria 123.250 €
Acciones Repsol 30.000 €
Turismo 20.500 €
Motocicleta 6.300 €
Bonos del Estado 19.000 €
TOTAL 1.019.050 €

Puesto que D. Francesc G.T. no estaba conforme con no poder disfrutar de la posesión de los bienes heredados, y por su parte,  Dña. Alicia T.C. quien únicamente disponía de una pequeña pensión, estaba interesada en poder tener algunas propiedades y participar en las ganancias del negocio de su difunto marido, Dña. Alicia T.C. hizo uso de su derecho a renunciar del usufructo universal y a participar en la cuarta parte alícuota de la herencia y al derecho de usufructo de la vivienda conyugal.

De esta forma, Dña. Alicia T.C. adquirió la mitad del negocio de taller de vehículos, lo que le aseguró disponer de efectivo para satisfacer sus necesidades. Además tomó en propiedad el turismo, los bonos del estado, cuyo vencimiento era próximo y 15.262,5 € de la cuenta bancaria, más el usufructo de la vivienda familiar.

Esta renuncia de Dña. Alicia T.C. le permitió adquirir bienes por un total de 254.762,5 euros, además del usufructo de la vivienda en la que había habitado con su difunto esposo D. Francesc G.J. por lo que Dña. Alicia T.C. además de los 254.762,5 € poseyó la vivienda valorada en 270.000 euros (aunque no disfrutaba de su propiedad) por lo que en la práctica adquirió un total de 524.762,5 €, es decir, más de la mitad de los bienes que formaban parte de la herencia.

Por su parte, D. Francesc G.T. salió igualmente beneficiado, ya que además de evitar los problemas que podían surgir por no disponer del uso de los bienes de su propiedad, no tuvo que hacer frente a la tributación por unos bienes de los que no disfrutaba de su posesión, lo que supuso un gran alivio económico, ya que en lugar de tener que tributar por la adquisición mortis causa de un total de bienes por valor de 1.019.050 euros (bienes de los que recordamos no disponía la posesión), tributó por un total de 764.287,5 euros (teniendo la posesión de 494.287,5 euros).

Por lo tanto, el hecho de contar con un correcto asesoramiento, no solo le va a permitir aceptar la herencia de la forma que mejor se adapte a sus intereses, sino que además le permitirá ahorrar costes a la hora de tener que cumplir con sus obligaciones tributarias, razón por la que le invito a que acuda a mi Despacho donde le prestaré el debido asesoramiento.

(Dando servicio a ciudades como Getafe, Alcorcón, Alcobendas, Fuenlabrada, etc.).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *