Qué hay que saber cuando se procede a impugnar un testamento en Madrid

Cuando un cliente acude a mi despacho para informarse sobre cómo redactar un testamento, siempre le destaco la importancia de cumplir con todos los requisitos exigidos legalmente y también que se encuentre capacitado legalmente para otorgarlo. Si falta algún requisito, se debería proceder a impugnar el testamento a través de la acción de nulidad.

Impugnar un testamento en Madrid

La acción de nulidad y sus consecuencias

Una vez el testador fallece y se abre la sucesión, los herederos, legatarios y, en definitiva, cualquier persona que se beneficie de la nulidad del testamento, tiene derecho a impugnar el testamento. Hay que tener en cuenta que la acción de nulidad puede ser ejercitada en un plazo de cuatro años.

Dicho plazo para impugnar el testamento comienza a contar desde que la persona con derecho a ejercitar la acción de nulidad ha conocido la causa de nulidad. Una vez el plazo transcurre, se produce la caducidad de la acción y, por tanto, no se puede impugnar el testamento en España.

La consecuencia de la declaración de nulidad de un testamento es que dicho testamento se considera nulo y, por tanto, se valida el testamento anterior si el testador hubiera otorgado un testamento o bien se abre la sucesión intestada si el testador no hubiera otorgado con anterioridad un testamento.

Cuando la ambición da lugar a problemas

Como abogado experto en derecho sucesorio y con una amplia experiencia en impugnar testamento en Madrid, he tenido que tratar muchos casos en los que el testador no se encuentra suficientemente capacitado para otorgar el testamento y la ambición de algún posible heredero da lugar al nombramiento de éste por parte del testador  como heredero universal sin que el testador tenga conocimiento del nombramiento referido.

Estos casos parecen casos que podían ser el guión de una película, dado que podrían parecer muy típicos pero, lamentablemente, se producen muchos más de lo que nos gustaría. Por ello, si el cliente se encuentra en Madrid, es muy importante acudir a un abogado especializado que tendrá la experiencia suficiente para detectar y acreditar la falta de capacidad del testador en el momento del otorgamiento del testamento.

El Sr. Enrique G.T. y la duda sobre su capacidad legal

Hace dos meses, la Sra. Catalina N.C. acudió a mi despacho especializado en sucesiones para consultarme su caso y me contó que el Sr. Enrique G.T., su marido, falleció el 14 de diciembre de 2013, después de tener una larga enfermedad que le impedía ser consciente de lo que sucedía a su alrededor. El caso es que el Sr. Enrique G.T. había realizado su testamento dos días antes, nombrando como heredero universal a su sobrino, el Sr. Pedro.

El Sr. Enrique había dejado en herencia al Sr. Pedro la cantidad de 475.000 € mientras que a la Sra. Catalina le había dejado como legado el 50% del piso del que ambos, la Sra. Catalina y el Sr. Pedro, eran propietarios. El valor del 50% del piso  ascendía a 148.000 €. La Sra. Catalina sospechaba que el Sr. Pedro, el sobrino de su marido, le había obligado a firmar un testamento sin que éste se diera cuenta de lo que estaba firmando.

En tanto que el dato de la enfermedad era importante, le pregunté a la Sra. Catalina qué enfermedad tenía su marido. Era Alzheimer en estado avanzado y, por ello, la Sra. Catalina dudaba de que, en el momento de firmar el testamento el día 12 de diciembre de 2013, su marido tuviera la capacidad legal necesaria para otorgarlo.

Después de realizar gestiones y contactar con los médicos que atendían al Sr. Enrique en los días previos a su muerte, se pudo determinar y acreditar que el Sr. Enrique no podía ser capaz de discernir que estaba firmando en ese momento puesto que llevaba 4 meses y medio sin estar lúcido. Por ello, se podía proceder a impugnar el testamento por el Alzheimer del Sr. Enrique. 

Solución para la Sra. Catalina N.C.

Cuando se tuvieron pruebas de que el Sr. Enrique no cumplía con uno de los requisitos para otorgar un testamento (carecía de capacidad), le expliqué en detalle a la Sra. Catalina que tenía la posibilidad de impugnar el testamento y que la consecuencia inmediata de la declaración de nulidad del testamento sería la sucesión intestada o bien dotar de validez a un testamento anterior. La Sra. Catalina decidió seguir adelante con el procedimiento y anuló el testamento referido.

El Sr. Enrique había redactado un testamento abierto ante Notario, donde nombraba a la Sra. Catalina como heredera universal de los 475.000 y del 50% del valor del piso de 148.000 €. Por tanto, la Sra. Catalina recibió por la herencia de su marido 623.000 €.

La Sra. Catalina N.C. quedó muy satisfecha por el servicio profesional prestado por mi y es una muestra clara de la importancia de contar con un buen asesoramiento por un abogado experto en impugnaciones de testamento. Muchas veces puede parecer muy complicado acreditar el error, el engaño o la falta de capacidad del testador para anular un testamento.

Un abogado especializado en impugnar un testamento en Madrid tiene la experiencia necesaria para dirigir con éxito la tramitación letrada de esta clase de procedimientos,

Asesoramos correctamente a la parte perjudicada por la validez de ese testamento carente de los requisitos legales, como en el caso de la Sra. Catalina N.C.

(Tenemos clientes de Coslada, Parla, Móstoles, etc.)

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *