Si quiere dejar atados todos los cabos: Testamento abierto en Madrid

En muchas ocasiones no es necesario llegar a tener un problema jurídico complicado para acudir a un abogado especializado en la materia ya que, normalmente, la mejor forma de evitar los problemas es acudir a un especialista que nos asesore sobre cómo actuar antes de que se produzcan los problemas. De ahí que, en el campo de las herencias, sea fundamental empezar con buen pie redactando correctamente el testamento, por cuanto que, como siempre digo a mis clientes.

La correcta redacción de un testamento abierto en Madrid puede evitar muchos problemas.

Tipos de testamento:

En el Derecho español existen tres tipos de testamento: ológrafo, abierto y cerrado. Junto a éstos existen una serie de testamentos para supuestos especiales que, al ser muy poco comunes, ni siquiera vamos a comentar.

El testamento ológrafo se escribe de puño y letra por el testador, tratándose de un documento puramente privado, el cual, solamente una vez ha fallecido el testador, se procede a su adveración con intervención de la autoridad judicial y protocolización con intervención de la autoridad notarial. Pese a que puede parecer el más ventajoso de los testamentos por tener pocos requisitos a la hora de su formalización, los gastos y trámites en las fases posteriores así como la inseguridad que genera lo hacen el menos aconsejable.

En cuanto al testamento abierto y cerrado, coinciden en que en ambos casos interviene la autoridad notarial desde el primer momento, pero difieren en su forma y requisitos. Así en el cerrado lo que se entrega al notario es un sobre cerrado con el testamento dentro, levantando acta el notario de que lo que se le ha entregado es  precisamente un sobre cerrado que el testador manifiesta que contiene dentro el testamento. Al igual que el ológrafo requiere gastos y gestiones más complejas en el momento del fallecimiento, pudiendo requerir, al igual que el ológrafo, la intervención del Juzgado de Primera Instancia.

Por su parte, en cuanto al testamento abierto previsto en el Código Civil es la forma más usada por la cual el testador manifiesta su última voluntad al notario que redacta el testamento quedando éste protocolizado en sus archivos. Como digo el testamento abierto es el más usado por ser el más práctico y el que menos problemas y gastos genera.

Testamento Abierto - Documentos para hacer Testamento Madrid

Testamento abierto en Madrid. 

Caso práctico

Hace unos meses acudió a mi despacho D. Manuel M.N., de profesión empleado de banca, porque quería asesorarse sobre como redactar testamento. Aunque ya había estado hablando con el personal de la notaría, buscaba un asesoramiento más personalizado y por ello acudió a mí. Buscaba información sobre los requisitos del testamento abierto y me pidió un modelo de testamento abierto en España.

Lo primero que le indiqué es que no existen modelos que sean aplicables satisfactoriamente a la variedad de casos y circunstancias que se presentan en la práctica; es decir, las circunstancias de cada caso concreto exigen una forma u otra de redactar el testamento, por ello es tan importante acudir al asesoramiento de un abogado especializado en herencias.

En este caso D. Manuel M.N tenía dos hijos, D. José y D. Ángel, y disponía de  un patrimonio que fundamentalmente estaba integrado por dos inmuebles: uno en Madrid valorado en 325.044 €, sin carga hipotecaria, y otro en Madrid valorado en 427.689 €, con una carga hipotecaria de 125.789 €.

Evitar problemas posteriores en la partición de la herencia

Manuel quería dejar la mitad de la herencia a cada hijo pero no sabía cómo hacerlo para que luego no hubiera problemas con la partición de la herencia. Yo le indiqué que, para evitar que los hijos tuvieran que ponerse de acuerdo para hacer ellos la partición (que era lo que D. Manuel no quería porque temía que no se pusieran de acuerdo) él podría nombrar en el testamento un contador partidor que se encargara de llevar a cabo la partición. Junto a ello existía la posibilidad de que la partición la realizara el propio D. Manuel en su testamento adjudicando cada uno de sus bienes a cada uno de los herederos según su voluntad.

Ésta última opción le pareció a D. Manuel la más interesante, de manera que optó por un testamento abierto en el que dejó el inmueble de Madrid a su hijo José, y el de Madrid, con su carga hipotecaria, a su hijo Ángel. Los valores de ambos inmuebles diferían en algunos miles de euros pero no había problemas porque mi cliente, respetando los límites de la legítima estricta, tenía margen para dejar más bienes a uno que a otro de sus hijos, y en este caso, aunque su intención era igualarlos, estaba dispuesto a admitir una pequeña diferencia entre ambos a cambio de conseguir resolver el problema de la partición.

Preparamos un testamento claro y conciso, que no dejaba lugar a dudas para interpretar la voluntad del testador. Además, estando éste claramente en pleno uso de razón en el momento de redactarlo, no cabía ninguna posibilidad de  impugnar el testamento abierto cuando éste produjera sus efectos después de fallecido el testador.

Manuel quedó muy satisfecho con el testamento abierto que le preparamos, en cuanto tuvo la tranquilidad de que después de fallecer el destino de sus bienes se determinaría conforme a su voluntad, evitando los posibles enfrentamientos entre sus hijos por la partición de sus bienes, que era lo que a él más le preocupaba.

(Cuento también con clientes de:Móstoles, Alcorcón, Cornellá, etc.).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *